Básicos e indispensables

Si queremos que nuestro pequeño erizo este en un ambiente adecuado y pueda vivir de forma cómoda y desarrollarse sin problemas, existen una serie de accesorios o complementos que son esenciales para el beneficio de nuestro pequeño.

Hábitat adecuado

El más importante: tu erizo necesita un lugar confortable en el que vivir con las dimensiones y características adecuadas explicadas en el apartado

Termometros ambientales y calefacción

Es recomendable tener un termómetro que mida la temperatura ambiente en el hábitat del erizo para poder saber con exactitud si se encuentra dentro del rango de temperaturas adecuadas (entre 22-28 grados C, siendo la óptima una media de 25.).
Esto dependerá mucho de tu vivienda y la zona donde vivas, pero podrás añadir fuentes de calor como mantas calefactoras, cables…

Bebedero

Muchas personas confunden a los erizos con la familia de los roedores, no siendo así. Nuestros peques toman agua al igual que lo hacen los gatos y los perros, es decir, de un plato o un cuenco pequeño. Por eso no se recomienda para nada un bebedero de roedor, que tienen una boquilla de metal que puede lastimar sus dientes, además de no tener una forma apropiada para  la postura al beber.

Comedero

Al igual que el bebedero, un pequeño cuenco o plato es suficiente. Lo que no es recomendable y de sentido común es dejar su alimento en el suelo de tal forma que pueda mezclarse con heces u humedecerse con su orina.

Cama o refugio

Los erizos pasan el día escondidos en sus refugios o resguardados en sus camitas. Es importante tener un lugar en el que puedan esconderse si lo desean. A nosotros nos gusta complementar varios, ya que hay días que prefiere esconderse bajo sus mantitas o sacos polares, y momentos en las que se resguarda en el iglú.

Rueda o disco para ejercitarse

Aunque tengan un habitáculo “grande” no será lo suficiente como para poder ejercitarse correctamente, por lo tanto es esencial para ellos. Su ausencia puede causarles estrés y promoviendo así la obesidad y la calidad de vida.

Sustrato

Con el tiempo seguirás sin entender como un ser tan pequeño puede hacer tanta caca…son auténticas máquinas de hacer popo. Tener un sustrato adecuado para que hagan sus necesidades es importante para que no acaben manchándose las púas y te sea más fácil de limpiar. Créenos que aun así más de una vez te tocara limpiarle la barriguita y los pies con toallitas.

Juguetes

Túneles, pelotas… tal vez no parezcan fundamentales pero seguro que tu pequeñín agradecerá que te preocupes por su entretenimiento.

Fufufú
En Fufufú queremos ayudarte a resolver todas las dudas para cuidar de tu pequeñín.

Fufufú en Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aceptar
Aviso de cookies